domingo, 11 de marzo de 2012

Cosechando nuestros zapallos anco

El zapallo de la variedad conocida como anco es de los mas comunes que se pueden conseguir en Argentina, y además, son muy fáciles de reproducir, ya que tan solo con obtener las semillas de cualquier zapallo maduro que compremos y arrojándolas sobre la tierra tendremos grandes posibilidades de tener una nueva planta. Aún mayores serán nuestras chances si antes de sembrar, dejamos un día las semillas en remojo y luego la germinamos en alguna maceta, enterrándola un centímetro bajo la tierra y regando como para que la tierra siempre esté húmeda.
Una clave para obtener buenos zapallos: Tratar de hacer la planta trepadora, dándole un lugar cerca de alguna pared donde podamos agregar clavos o alambres donde se aferre. Si no es buena opción clavar al suelo algún palo lo suficientemente fuerte como para soportar el peso de los zapallos, ya que es probado que la planta da los mejores frutos si no está tocando el suelo.
El resultado de nuestra planta puede ser realmente sorprendente, dando, si la tierra es buena, zapallos de un tamaño increíble.
A tener en cuenta: Es recomendable plantar nuestras semillas al inicio de la primavera, ya que la planta no sobrevivirá al frio del invierno, por lo que de plantar en verano, para el otoño no llegará a dar buenos frutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada